Champiñones durante el embarazo: es posible o no, características y reglas de uso.

Champiñones durante el embarazo: es posible o no, características y reglas de uso.



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Las mujeres embarazadas pueden consumir hongos; los médicos están de acuerdo en que, en cantidades razonables, estos hongos no hacen daño. Pero al mismo tiempo, debe saber qué champiñones están permitidos durante el embarazo, cómo cocinarlos correctamente y en qué cantidades usar.

¿Es posible champiñones durante el embarazo?

Dado que los hongos se consideran un producto difícil de digerir y, además, pueden provocar intoxicaciones, generalmente se prohíbe su consumo durante el embarazo. Sin embargo, los champiñones son una excepción, incluso las mujeres embarazadas pueden comerlos con moderación.

Los champiñones se consideran los hongos más seguros de todos, porque no contienen sustancias nocivas en su pulpa y no necesitan un procesamiento a largo plazo. Además, se cultivan para la venta en granjas especiales y, por lo tanto, los cuerpos frutales tampoco pueden recibir ninguna toxina del suelo. La pulpa se digiere rápidamente y se absorbe bien y, en términos de valor nutricional, el producto está cerca de la carne y, si es necesario, puede reemplazarlo durante el embarazo.

Las vitaminas y proteínas de los hongos son indispensables durante el embarazo.

Por qué los hongos son útiles durante el embarazo

El producto contiene muchas sustancias que son importantes no solo para una mujer durante el embarazo, sino también para el feto en desarrollo. En particular, los hongos contienen:

  • Vitaminas B;
  • ácido fólico;
  • fibra;
  • potasio y hierro;
  • calcio y magnesio;
  • aminoácidos.

Cuando se usa correctamente, los cuerpos fructíferos aportan un efecto muy beneficioso. Una acción útil es que:

  • mantener un peso corporal saludable durante el embarazo y suministrar proteínas de alta calidad al feto en desarrollo;
  • fortalecer los vasos sanguíneos y proteger el corazón del desarrollo de enfermedades peligrosas;
  • tener un efecto positivo en el sistema nervioso, aliviar la fatiga y el estrés, mejorar el tono;
  • ayudan a mantener una buena digestión y metabolismo;
  • prevenir el desarrollo de anemia y deficiencia de vitaminas.

Debido al alto contenido de ácido fólico, los hongos son muy útiles para el niño. Contribuyen al desarrollo normal del sistema nervioso fetal y reducen el riesgo de patologías.

¿Qué hongos pueden comer las mujeres embarazadas?

Aunque los hongos son muy útiles durante el embarazo, no todos los tipos de hongos se pueden consumir durante el período de gestación. Los médicos permiten que las mujeres durante el embarazo incluyan hongos hervidos, guisados, horneados y fritos en su dieta, no representan un peligro para la salud de la mujer y son beneficiosos.

No coma hongos salados y en escabeche durante el período de gestación.

Pero los champiñones en escabeche, enlatados y salados deben descartarse. En primer lugar, contienen demasiada sal y especias, por lo que pueden afectar negativamente el funcionamiento del sistema digestivo y los riñones. Además, son precisamente las piezas de trabajo frías en circunstancias desfavorables las que pueden resultar más envenenadas, y para las mujeres durante el embarazo es doblemente peligroso.

¡Consejo! Se recomienda comer champiñones fritos con una mínima cantidad de aceite, para que el producto no dañe la digestión y no contribuya al aumento de peso.

Reglas de selección

En circunstancias normales, puede recolectar deliciosos hongos frescos por su cuenta en el bosque. Sin embargo, durante el embarazo, es mejor dar preferencia a almacenar copias. En este caso, puede estar seguro de que los cuerpos frutales se cultivaron en condiciones ecológicamente limpias y no hay toxinas peligrosas presentes en su pulpa.

Además, cuando se recolectan en el bosque, los cuerpos fructíferos se pueden confundir con el hongo pálido. Un hongo venenoso en la etapa de "huevo" es muy similar a un champiñón joven y, en ausencia de experiencia, es muy posible cometer un error. La intoxicación por hongos es mortal para cualquier persona, y durante el embarazo es necesario excluir por completo la posibilidad misma de intoxicación.

¡Importante! Al elegir hongos en una tienda, debe observar el color y la elasticidad de los cuerpos frutales. Los champiñones frescos deben ser blancos o ligeramente beige y lo suficientemente firmes.

Características de los champiñones de cocina para mujeres embarazadas.

Para que el producto no dañe a la mujer durante el embarazo, los cuerpos fructíferos deben ser, en primer lugar, frescos, sin manchas oscuras en las tapas y áreas innecesariamente blandas:

  1. Se permite comer champiñones hervidos, horneados, fritos y guisados ​​durante el embarazo. No se recomienda comer hongos crudos, ya que pueden provocar molestias digestivas.
  2. Antes de cocinar los champiñones, es importante lavarlos bien y quitarles la piel fina de la tapa.
  3. Para una mejor asimilación, los cuerpos fructíferos deben cortarse en trozos pequeños. La pulpa del hongo contiene quitina, que no es digerida por el estómago, pero cuando se corta, sus fibras se dañan. Por lo tanto, la digestibilidad de los hongos aumenta.
  4. Durante el embarazo, se recomienda usar menos sal y especias al preparar pulpa de hongos. Cantidades excesivas de sal, pimienta y otros aditivos pueden causar hinchazón, acidez y otros efectos secundarios desagradables.

Es mejor comprar cuerpos fructíferos en la tienda, es más seguro para las mujeres embarazadas.

Hervir los champiñones antes de cocinarlos durante no más de 15 a 20 minutos. Después de eso, el agua de debajo de los cuerpos frutales se drena y los champiñones se preparan de acuerdo con la receta seleccionada.

Recetas de hongos para embarazadas.

Los champiñones se utilizan en muchos platos permitidos para mujeres embarazadas. Pero las más populares son las recetas según las cuales puede cocinar cuerpos de frutas no solo sabrosos, sino también rápidamente.

Champiñones con patatas en macetas

Se puede preparar un plato apetitoso y abundante con patatas, verduras y champiñones. Antes de cocinar, los champiñones deben clasificarse, dejando solo los mejores cuerpos fructíferos, pelados y hervidos. A esto le sigue:

  • lavar y cortar en cubos pequeños 3 papas, picar finamente la cebolla y rallar 1 zanahoria;
  • cortar en rodajas finas 60 g de champiñones hervidos;
  • freír rápidamente las zanahorias y las cebollas en aceite de girasol, no más de 3-5 minutos, hasta que las cebollas se doren;
  • Coloque las papas, los champiñones picados y las verduras fritas en una olla de cerámica y cubra con agua.

La olla se mete al horno durante 40 minutos a 180 ° C, luego se saca y se disfruta de un plato aromático y sabroso.

Patatas con trozos de champiñones en macetas: un plato nutritivo y saludable

Brocheta de champiñones

Se permite el uso de brochetas de champiñones durante el embarazo; pueden reemplazar con éxito la carne grasa, a la que generalmente debe renunciar. La receta tiene este aspecto:

  • Se clasifican 200 g de champiñones, se lavan y se pelan, luego se hierven durante 15 minutos y se enjuagan nuevamente con agua fría;
  • 1 diente de ajo picado se mezcla con 1 cucharada pequeña de salsa de soja, 10 ml de aceite vegetal y 1 cucharada pequeña de mayonesa baja en grasa;
  • agregue 2-3 gotas de jugo de limón a la mezcla y hierva en la estufa, y luego retire del fuego.

Los cuerpos de hongos hervidos se vierten con adobo caliente, se mezclan, se cubren con papel de aluminio y se dejan marinar durante 5 horas. Después de eso, solo queda poner tapas de champiñones en los pinchos y freír ligeramente: el kebab resultará nutritivo, pero dietético e inofensivo.

Las brochetas de champiñones para embarazadas son mucho más saludables que las normales

Juliana en el horno

Otra receta sugiere cocinar champiñones en el horno junto con queso duro, cebollas y huevos de codorniz; el plato resulta delicioso y delicioso. Según la receta, debes:

  • separe 60 g de champiñones, pele los más frescos, enjuague y hierva durante 15 minutos;
  • picar un cuarto de cebolla y sofreír en mantequilla por un minuto, luego agregar un poco de harina y cocinar hasta que estén tiernas;
  • mezclar y batir el huevo de codorniz con 20 ml de crema agria grasa.

Después de eso, los champiñones hervidos se fríen en una sartén separada, se vierten con huevo y aderezo de crema agria y se agrega cebolla a los champiñones. En un recipiente pequeño, espolvorear el plato con queso duro rallado, después de lo cual se hornea durante 20 minutos a una temperatura de 180 ° C.

La juliana gourmet se prepara de forma muy sencilla y rápida.

Cómo comer champiñones durante el embarazo.

Los champiñones son beneficiosos durante el embarazo en todas las etapas de la gestación. Sin embargo, debe usarlos correctamente:

  1. En el primer trimestre del embarazo, se recomienda comer alrededor de 120 g de champiñones por día, el feto en desarrollo necesita proteínas y los hongos pueden administrarlas en las cantidades requeridas.
  2. En el segundo y tercer trimestre, las porciones diarias de hongos se pueden aumentar a 150-200 g. Los champiñones no causarán daño en tales volúmenes, pero proporcionarán al cuerpo de la mujer calcio, vitamina D y ácido fólico, todos estos elementos son importante para el feto.
  3. Con todos los beneficios de los champiñones, se recomienda usarlos durante el embarazo, no todos los días. Basta con comer setas dos o tres veces por semana.

¡Atención! Dado que incluso los champiñones son un alimento bastante rico en proteínas, las mujeres embarazadas deben tomarlos por la mañana. No vale la pena comer hongos por la noche, puede interrumpir el sueño y provocar molestias en el estómago.

Contraindicaciones para el uso de champiñones durante el embarazo.

Se debe tener cuidado al comer platos de hongos. Es mejor renunciar a los hongos durante el embarazo cuando:

  • úlcera péptica, pancreatitis y gastritis en forma aguda;
  • tendencia al estreñimiento frecuente;
  • reacciones alérgicas individuales a los hongos.

A veces, durante el embarazo, las mujeres desarrollan intolerancia a los alimentos que anteriormente se incluían en la dieta habitual. Para asegurarse de que los champiñones no provoquen una reacción negativa, es mejor probarlos en pequeñas cantidades por primera vez durante el embarazo y esperar unas horas.

Casi todas las mujeres embarazadas pueden comer platos con champiñones.

Conclusión

Los champiñones están permitidos para mujeres embarazadas, si no hay contraindicaciones, los hongos frescos comprados en el supermercado serán beneficiosos. Pero debe prestar mucha atención al procesamiento y preparación de los cuerpos frutales, y también a no abusar de los platos de hongos.


Ver el vídeo: CONSEJOS PARA DORMIR EN EL EMBARAZO por GINECOLOGA DIANA ALVAREZ