Tratamiento de la mastitis subclínica (latente) en vacas

Tratamiento de la mastitis subclínica (latente) en vacas



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Lo más importante en la lucha contra esta enfermedad es identificar a tiempo los síntomas alarmantes y el tratamiento de la mastitis latente en una vaca. Después de eso, el proceso avanza con bastante éxito y no causa complicaciones. Las dificultades surgen si la enfermedad se vuelve crónica o catarral, lo que puede provocar un cese completo de la lactancia sin posibilidad de recuperación. En este sentido, es importante saber cómo identificar de forma independiente la mastitis latente en una etapa temprana y brindar primeros auxilios a un animal enfermo.

¿Qué es la mastitis oculta en el ganado?

La mastitis subclínica (o latente) en las vacas es un proceso inflamatorio en la ubre de un animal que afecta uno o más de sus lóbulos. La dificultad para tratar la mastitis subclínica en el ganado radica en el hecho de que los síntomas de la enfermedad están latentes: la vaca puede estar enferma durante bastante tiempo, pero esto no se manifestará externamente, excepto por cambios fisiológicos menores que son fáciles de pasar por alto. . No hay manifestaciones agudas de mastitis latente, especialmente en la etapa inicial.

¡Importante! El peligro de la mastitis subclínica también radica en el hecho de que una persona, sin saber acerca de la enfermedad, continúa comiendo la leche de un animal enfermo. Esto puede afectar negativamente el estado de su salud.

Causas de mastitis latente en vacas.

Hay muchas razones para la mastitis subclínica (latente) en el ganado. Los más comunes son los siguientes factores negativos que pueden afectar negativamente el estado de la ubre:

  1. Condiciones de detención insatisfactorias. Muy a menudo, la mastitis subclínica ocurre en animales debilitados que se encuentran en una habitación húmeda y fría con calefacción insuficiente. También se incluyen la falta de luz y la mala ventilación. La ropa de cama sucia solo aumenta el riesgo de inflamación.
  2. Lesión mecánica. La mastitis latente puede desarrollarse en una vaca después de que los patógenos ingresan a las glándulas mamarias, generalmente a través de rasguños y grietas en la ubre. La inmunidad debilitada solo contribuye a esto, ya que el animal no tiene la fuerza suficiente para combatir la infección por sí solo.
  3. Condiciones insalubres en el trabajo con ganado. La mastitis latente puede ser provocada en una vaca por una persona misma: a través de las manos sucias, Escherichia coli y otros microbios que causan procesos inflamatorios pueden penetrar en la sangre y la linfa del animal.
  4. Ordeño ferretero de vacas. En las granjas donde los animales no se ordeñan a mano, el riesgo de mastitis subclínica es un 15-20% mayor. Esto se debe a irregularidades en el funcionamiento de las máquinas de ordeño, equipos de baja calidad y la imposibilidad de utilizarlos.
  5. Enfermedades del tracto gastrointestinal. A veces, la mastitis oculta es el resultado de otra enfermedad.
  6. Parto difícil. La probabilidad de mastitis latente aumenta con la retención de la placenta y la endometritis: inflamación del revestimiento uterino.
  7. Arranque incorrecto de la vaca. Muy a menudo, la mastitis subclínica afecta al ganado precisamente durante la puesta en marcha y la madera muerta. En este sentido, es especialmente importante controlar la salud de los animales durante este período.

¡Importante! Otra posible causa de mastitis subclínica o latente en el ganado es mantener vacas sanas con vacas enfermas. En condiciones de hacinamiento, la mastitis subclínica se propaga rápidamente a otros animales.

Síntomas de mastitis latente en vacas.

El tratamiento de la mastitis latente en las vacas depende en gran medida de qué tan temprano se diagnostica la presencia de procesos inflamatorios en un animal enfermo. La mayoría de las veces, la enfermedad se puede determinar solo después de llamar al veterinario, pero también es posible distinguir una serie de signos por los cuales la mastitis latente se determina de forma independiente. Es difícil hacer esto, ya que los cambios son menores, pero aún existe una posibilidad.

Los síntomas principales de la mastitis subclínica son los siguientes:

  • la producción de leche disminuye, pero esto ocurre gradualmente y no hay cambios en la nutrición;
  • la consistencia de la leche se vuelve ligeramente diferente: pierde su grosor original y adquiere una ligera acuosidad, que se asocia con un cambio en la composición química;
  • A medida que avanza la mastitis subclínica, comienzan a formarse pequeños bultos en la ubre.

Si no se hace nada en la etapa inicial del desarrollo de la enfermedad, comienzan a aparecer signos secundarios de mastitis latente, que ya son difíciles de pasar por alto:

  • las glándulas mamarias se inflaman, los pezones están notablemente hinchados;
  • la temperatura de la ubre aumenta, su hinchazón se vuelve notable;
  • tocar la ubre con mastitis latente causa sensaciones dolorosas en la vaca, como resultado de lo cual el animal a menudo se mueve de un pie a otro y golpea su casco durante el ordeño;
  • los pezones se secan, aparecen grietas en ellos;
  • la leche contiene pequeños coágulos o copos blancos.

Por lo tanto, el hecho mismo de que la producción de leche comenzara a disminuir sin razón aparente ya es un motivo para desconfiar. Es mejor ir a lo seguro y llamar a un especialista para que examine a la vaca. El veterinario debe tomar una muestra de leche del animal, luego de lo cual se determina mediante pruebas de laboratorio con certeza si la vaca tiene mastitis subclínica o si hay signos de otra enfermedad.

¡Importante! Si se vierte leche de vacas enfermas en la producción total de leche, se descartan todos los productos. No se puede comer ni utilizar para elaborar productos lácteos fermentados. También está estrictamente prohibido alimentar a los terneros con esto.

Investigación sobre mastitis bovina subclínica

El diagnóstico principal de mastitis latente se realiza mediante inspección visual. El veterinario debe buscar los siguientes signos de mastitis subclínica:

  • la glándula mamaria tiene leves sellos en uno o más lóbulos, son gelatinosos al tacto;
  • el tamaño total de la ubre disminuye;
  • las paredes de los pezones son notablemente más gruesas.

Desafortunadamente, estos signos indican una mastitis latente ya progresiva. En la etapa inicial del desarrollo de la enfermedad, su presencia solo se puede determinar en condiciones de laboratorio. Para ello, se realizan pruebas especiales en las que se examina la leche de vacas con sospecha de mastitis subclínica.

Recuento de células somáticas en la leche

El método express consiste en contar las células somáticas de la leche: con mastitis latente, su número en el producto expresado aumenta varias veces y los leucocitos dominan los eritrocitos. Además, con la mastitis latente, los estudios deberían revelar los siguientes cambios:

  • la enfermedad está indicada por la baja acidez del producto;
  • hay un aumento en la cantidad de albúmina y globulinas;
  • la proporción de proteína en la leche se reduce significativamente y también se observa una caída en el nivel de calcio y fósforo.

Diagnóstico por placas de control de la leche.

La mastitis subclínica en vacas se determina en condiciones de laboratorio también por la reacción a los siguientes reactivos:

  • Mastidina (2%);
  • Dimastin (2%);
  • Mastoprim (2%).

En este caso, se utilizan placas de control de leche especiales MKP-1 y MKP-2, cada una de las cuales contiene cuatro muescas. Se realiza una prueba de mastitis latente de acuerdo con el siguiente esquema:

  1. Tomar 1-2 ml de leche de cada lóbulo y verterlo en los conectores correspondientes.
  2. Luego agregue 1 ml de reactivo y revuelva la mezcla resultante con una varilla de vidrio.
  3. Después de 15-20 segundos, la leche debe espesarse o cambiar de color.

Si la leche se espesa a un estado gelatinoso, se confirma la presencia de mastitis latente en la vaca. La masa viscosa resultante se puede extraer fácilmente del hueco con una varilla de vidrio.

Si no ocurre ninguna reacción, el animal está sano o tiene otros problemas no asociados con la mastitis subclínica.

Sedimentación de la leche

El diagnóstico adicional de mastitis subclínica en vacas se realiza mediante el método de sedimentación. Este proceso se ve así:

  1. Se recogen 1-2 cm de leche fresca de cada tetina en tubos de ensayo.
  2. Los envases se colocan en el frigorífico durante 15-16 horas.
  3. La temperatura de mantenimiento debe estar entre -5-10 ° C.

Después de eso, con buena iluminación, se verifica la reacción a la mastitis subclínica: si la leche se tomó de una vaca sana, entonces tiene un color blanco o ligeramente azulado y no se libera sedimento. Aparece una pequeña capa de crema en la superficie.

La leche de una vaca enferma con mastitis latente forma un sedimento blanco o amarillento y la capa de crema no aparece.

Cómo tratar la mastitis latente en vacas.

El tratamiento de la mastitis latente en las vacas comienza con el aislamiento del individuo enfermo del resto del ganado. El animal se coloca en un establo separado, se proporciona alimento dietético para reducir la producción de leche y se deja solo. Si la vaca tiene una hinchazón pronunciada de la ubre, es necesario reducir la cantidad de agua potable para el animal.

¡Importante! A los primeros signos de mastitis latente, el ganado se transfiere al ordeño manual.

La siguiente etapa en el tratamiento de la mastitis subclínica implica fisioterapia, que incluye el siguiente conjunto de medidas:

  • UHF;
  • terapia con láser;
  • calefacción por infrarrojos;
  • irradiación ultravioleta;
  • la imposición de compresas y aplicaciones con parafina.

La recuperación completa de la mastitis subclínica es imposible sin el uso de antibióticos. No se recomienda seleccionarlos por su cuenta, el tratamiento debe ser prescrito por un veterinario. Muy a menudo, los siguientes medicamentos se usan para combatir la mastitis oculta:

  1. Eritromicina. Una tableta debe disolverse en una pequeña cantidad de alcohol etílico y mezclarse con agua. Las inyecciones se llevan a cabo en la glándula mamaria, mientras que el intervalo entre ellas debe ser de al menos un día. La multiplicidad de procesamiento es tres veces.
  2. "Mastisan E". Las inyecciones se realizan con la misma frecuencia. La dosis la fija el veterinario.
  3. Tilosina 200. El medicamento se administra por vía intramuscular una vez al día. La dosis recomendada es de 8-10 ml de producto. El medicamento se administra dentro de los tres días.
  4. "Efikur". El medicamento está destinado a la inyección subcutánea. La dosis se calcula en función del peso del animal: por cada 50 kg de peso, se necesita 1 ml del medicamento. Efikur se usa durante tres días.
  5. "Mastiet Forte". El medicamento se usa para inyección en la ubre. La peculiaridad de la acción radica en el hecho de que el producto contiene tanto un antibiótico como componentes para aliviar la inflamación. La dosis la calcula el veterinario.

Estos fondos se administran por vía intravenosa, oral o intramuscular. La acción de los fármacos se basa en neutralizar la toxicidad de las bacterias patógenas.

Además, a las vacas enfermas con mastitis latente se les inyecta leche fresca de individuos sanos con una frecuencia de 1 a 2 veces al día. Los bloqueos de ubres por novocaína han demostrado su eficacia en la lucha contra la mastitis subclínica. Todas las soluciones deben calentarse a la temperatura corporal normal del animal antes de administrarse por vía oral.

Aproximadamente 7-10 días después del inicio del tratamiento, es necesario volver a examinar la leche de las vacas enfermas. Si el resultado de la prueba vuelve a ser positivo, el ganado continúa siendo tratado de acuerdo con el esquema indicado hasta que la prueba muestre una reacción negativa.

¡Importante! Además, con la mastitis oculta, se prescribe el masaje de los senos, que debe realizarse con movimientos suaves de caricia. En este caso, se usa ungüento de alcanfor o ictiol.

Acciones preventivas

El tratamiento oportuno de la mastitis subclínica en las vacas no suele ser difícil, pero es mejor mantener el riesgo de enfermedad al mínimo. Dado que la mastitis latente ocurre con mayor frecuencia como resultado de un comienzo incorrecto, se deben observar una serie de reglas durante este período:

  • los alimentos jugosos y los concentrados se eliminan por completo de la dieta de los animales, o al menos su cantidad total se reduce a la mitad;
  • la vaca se transfiere gradualmente al ordeño dos veces, después de lo cual pasan al ordeño único;
  • el siguiente paso es ordeñar cada dos días;
  • completar el proceso de transición con un cese completo del ordeño.

Además, para prevenir la mastitis latente, es importante brindar a los animales un buen cuidado y mantenimiento. La ropa de cama debe cambiarse con regularidad para reducir el riesgo de contaminación de las ubres por ambientes sucios, y el área debe ventilarse regularmente.

Conclusión

Si el propietario identificó los síntomas a tiempo y el tratamiento de la mastitis latente en una vaca está bajo la supervisión de un veterinario, entonces las posibilidades de recuperación en un animal enfermo son grandes. Por otro lado, es mejor, en general, prevenir la probabilidad de desarrollar mastitis latente, para lo cual es necesario observar todas las medidas preventivas contra esta enfermedad. También se recomienda analizar muestras de leche 1-2 veces al mes, preferiblemente antes de iniciar la vaca.

Al final del tratamiento, es necesario donar la leche del animal enfermo al laboratorio. Solo después de confirmar que la vaca está sana, el veterinario levanta la cuarentena. El ganado se transfiere a otros individuos y la leche se puede comer nuevamente.

Para obtener más información sobre cómo tratar la mastitis subclínica en el ganado, vea el video a continuación:


Ver el vídeo: Performing a California Mastitis Test