Cultivo de pepinos en invernadero de policarbonato.

Cultivo de pepinos en invernadero de policarbonato.


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Para cosechar una rica cosecha, debe estudiar de antemano la información sobre cómo cultivar pepinos en un invernadero de policarbonato.

Primero debes elegir la variedad adecuada. Al realizar una compra, debe prestar especial atención a las recomendaciones del fabricante indicadas en el embalaje. Cualquiera que sea la variedad de pepinos que elija, debe asegurarse de que se hayan realizado la preparación y el procesamiento preliminares del material de siembra. Si las semillas no se han procesado, deberá realizar este procedimiento usted mismo.

Preparación de semillas para la siembra.

Hay varias formas de preparar semillas para la siembra:

  1. Es necesario germinar semillas previamente desinfectadas sobre una gasa húmeda. Para eliminar todas las bacterias patógenas de las semillas, es adecuada una solución de peróxido de hidrógeno o permanganato de potasio. La semilla debe mantenerse durante 5-7 minutos en una solución desinfectante y luego enjuagarse bien con agua limpia.
  2. Diluir 1/3 cucharadita en 100 ml de agua pura. ácido bórico, las semillas se sumergen en el líquido resultante durante 3 horas. Después de este procedimiento, las semillas se lavan con agua corriente.

Las plántulas de pepino germinadas se pueden plantar en un invernadero después de que hayan aparecido 4 hojas densas en el tallo y hayan pasado al menos 30 días desde el comienzo del crecimiento. El invernadero en este momento será un lugar favorable para el crecimiento de las plantaciones.

Recomendaciones para cultivar pepinos en invernadero.

¿Cómo cultivar pepinos en un invernadero de policarbonato? Lo principal es recordar que los cambios bruscos de temperatura, humedad y sequedad, el exceso de humedad en el suelo y el riego con agua fría son los peores enemigos que impiden el desarrollo de una planta fuerte. El invernadero no es una excepción aquí, en él, como en campo abierto, es importante observar las condiciones adecuadas.

Para que la cosecha de pepinos sorprenda con sus volúmenes, debes seguir las reglas básicas:

  1. El invernadero en el que crecen los pepinos debe estar ventilado, pero no se deben permitir corrientes de aire. Además, la ventilación debe realizarse en cualquier clima, incluso lluvioso.
  2. Para que las plántulas se desarrollen activamente, la composición del suelo en el que se plantan debe ser neutra, sin exceso de nitrógeno. El sistema de raíces de los pepinos es muy aficionado al oxígeno, por lo que el suelo debe aflojarse con cuidado.
  3. La alimentación adecuada es importante para los pepinos. Exactamente 21 días después de la siembra, las plántulas se pueden alimentar. Estimula bien el proceso de crecimiento cubriendo el suelo. Para estos fines, el césped cortado o aserrín es excelente. El mantillo ayuda a retener la humedad en el suelo tanto como sea posible, para evitar que las frutas se pudran si crecen cerca de la superficie del suelo. Para que el suelo no se seque y no se forme una costra dura en su superficie, las camas se cubren con una capa delgada de heno.
  4. Es importante asegurarse de que las raíces superficiales de las plántulas de pepino no queden expuestas. Se recomienda rociarlos con tierra periódicamente.
  5. Se recomienda regar los pepinos 3 días después de plantar las plántulas. Este período es correcto tanto para el invernadero como para el campo abierto. Durante 2 semanas, riegue las plántulas solo en la parte de la raíz para que el sistema radicular tenga un buen desarrollo. Hasta que aparezca el primer ovario, los pepinos se riegan una vez cada 3 días.

Los expertos aconsejan seguir algunas recomendaciones para un riego adecuado:

  1. No vierta agua directamente sobre las hojas. Sin una buena circulación de aire, las plántulas comenzarán a doler. La planta debe regarse desde la raíz con agua tibia y sedimentada. Si se saca agua del grifo, se debe dejar reposar durante varias horas.
  2. Está prohibido regar los pepinos a la luz solar directa. Las gotas de agua en las hojas se quemarán.

Cómo atar y alimentar

Al cultivar pepinos en un invernadero de policarbonato, es necesario atar las pestañas con cuidado, sin apretar el lazo con fuerza. A medida que crece, el tallo de la planta se engrosará y, si el lazo se aprieta demasiado, apretará el brote. Una vez a la semana, verifique la calidad del atado guiando el tallo en la dirección correcta.

Es imposible cultivar una planta sana y fructífera sin una fertilización adecuada. La alimentación sistemática le permite recolectar el máximo rendimiento de pepinos en términos de volumen y hace que las plántulas sean más resistentes a enfermedades y plagas. Los expertos recomiendan adherirse al siguiente esquema de fertilización:

  1. Durante el período de crecimiento activo de brotes y hojas, las plántulas deben alimentarse con fertilizantes nitrogenados.
  2. Durante la floración y el período de formación del ovario, el suelo debe estar bien fertilizado con compuestos nutritivos con una gran cantidad de fósforo.
  3. Cuando las pestañas comienzan a dar frutos activamente, el suelo necesita fertilizantes nitrogenados y potásicos.

La primera alimentación comienza desde el momento en que se forma la actual cuarta hoja. Los apósitos posteriores se realizan a intervalos de 1 cada 3 semanas. La formación de nuevas flores puede convertirse en una señal de alimentación.

Amenaza para los pepinos de invernadero

Para minimizar los riesgos de daño a las hojas y el tallo de las plántulas, los pepinos se cultivan en condiciones de invernadero. En los invernaderos, las principales plagas de las plántulas de pepino son los pulgones y las moscas blancas. A los pulgones les encanta comerse los tallos, por lo que es importante que no haya malas hierbas en el invernadero. La mosca blanca, que cubre la planta con su savia, provoca la aparición de un hongo. Para evitar esta desgracia, todas las rejillas de ventilación del invernadero se cubren cuidadosamente con una red.

El principal enemigo de los pepinos es el mildiú polvoriento. Esta enfermedad aparece a menudo, pero es difícil deshacerse de ella.

¿Qué pasa si las hojas de pepino se vuelven amarillas? La hoja amarilla es un problema grave para los jardineros. Para las plantas plantadas en el suelo, las condiciones climáticas desfavorables pueden causar la aparición de una hoja amarilla y, en el invernadero, una falta de nitrógeno y fósforo en el suelo.

Nunca debes esperar a que un pepino crezca demasiado. La fruta puede considerarse completamente madura si mide 5 cm de largo. La cosecha sin cosechar pesa sobre el arbusto, lo que reduce el número de nuevos ovarios.

El secado de las ramas inferiores no es la mejor condición para la formación de nuevos ovarios. Tal problema puede surgir si durante el período de verano no hay suficiente aire fresco en el invernadero, un bajo nivel de humedad. Para remediar la situación, es necesario eliminar con cuidado todas las hojas amarillentas, colocar el tallo de la plántula en el suelo y rociarlo con tierra. Las plantaciones comienzan a regar con más frecuencia hasta que el sistema de raíces comienza a fortalecerse.

Los frutos del pepino se desarrollan extremadamente lentamente, este es uno de los problemas de los jardineros. Para que los pepinos crezcan más activamente en un invernadero de policarbonato, es necesario arrojar bien el suelo en un día soleado y luego cerrar el invernadero herméticamente. Es necesario asegurarse de que la fruta madura no supere los 12 cm de longitud. Coseche al menos 2 veces por semana.

Para condiciones de invernadero, se eligen variedades híbridas. Se distinguen por una alta productividad, pero hay situaciones en las que el ovario deja de desarrollarse, se seca y finalmente se cae. Puede haber varias razones para esto:

  • la temperatura del aire supera los + 35 ° С y la humedad es superior al 90%;
  • la planta no tiene flores masculinas;
  • el suelo es pobre en minerales y requiere su introducción;
  • la cosecha es rara.

Es una lástima que un pepino cultivado con tales labores tenga un sabor amargo. ¿Por qué está pasando esto? El sabor de esta verdura está significativamente influenciado por una sustancia especial: la cucubitacina. Su cantidad depende de las condiciones en las que creció el pepino, la variedad de plántulas y la duración de la maduración influyen.

Cuanto más madura el pepino, más amargo tendrá un sabor.

Conclusión

Conociendo las reglas básicas de cuidado, puede cultivar una rica cosecha de pepinos en el invernadero, que es suficiente tanto para ensaladas como para encurtidos.


Ver el vídeo: CULTIVO DE PEPINO ASÍ ES COMO TERMINA EL CULTIVO DE PEPINO #5


Comentarios:

  1. Aethelwulf

    la frase Incomparable, me agrada mucho :)

  2. Phuc

    Creo que se cometen errores. Propongo discutirlo. Escríbeme en PM, habla.

  3. Hogan

    Claramente, gracias por una explicación.

  4. Ruadson

    Qué tema tan notable

  5. Rylan

    Totalmente de acuerdo con ella. En esto nada allí y creo que esta es una muy buena idea. Totalmente de acuerdo con ella.

  6. Chuma

    tu pensamiento es muy bueno



Escribe un mensaje